Me interesa el alumno… Luchas de poder en el posgrado

La semana pasada presenté mi ICR (idónea comunicación de resultados), lo que significa que ¡ya soy Maestro en Humanidades! Y que después de quemarme las pestañas dos años, ya puedo pelar los dientes :D

Lillian, Sandy y yo después de mi ICR de maestría en la UAM-I

Le debo gran parte de esto a la dra. von der Walde, mi asesora. Desgraciadamente, su ética y profesionalismo no son compartidos por toda la plantilla de profesores. Las luchas de poder en la universidad y las envidias, hacen que muchos profesores pasen por encima del alumno. En mi caso, tuve que soportar que varios profesores impugnaran mi tesis sin siquiera haberla leído y que me rechazaran, sin argumentos objetivos, del doctorado. Pero eso no es todo, un profesor (no diré su nombre pero puede ser un Juan Pérez cualquiera con fiebre alemanítica) llegó al grado amenazarme con la expulsión definitiva de la universidad y de difundir varias cartas difamatorias sobre mí.

Me interesa el alumno... para ganar puntos CONACYT

Lo más lamentable fue que gracias a su laborioso trabajo (junto con el de otros profesores) el Posgrado en Filología Medieval está seriamente comprometido, si no es que definitivamente cerrado. Con un gran cinismo se atreve a dar discursos sobre los “argumentos razonables” para cerrar este posgrado. Lo cierto es que ha trabajado para cerrarlo y más allá de actuar razonablemente, se ha dejado llevar por la envidia y las luchas de poder.

Sólo me queda decirle a los nuevos investigadores que entran a un posgrado que abran los ojos sobre los problemas de la universidad.

3 pensamientos en “Me interesa el alumno… Luchas de poder en el posgrado

  1. Jose fraustro

    Estimado Eduardo:
    Tristemente leo tu comentario, sabedor de que l@s profesor@s que siempre nos piden un esfuerzo extra, que nos retan hasta el limite y sacan de nosotros lo mejor que podemos ofrecer, serán los que tendrán que lidiar con la envidia, la medianía y la mediocridad. No te conozco personalmente, pero me alegro por tu logro, y lo mas importante que ambos sabemos que una tesis escrita para la Dra. Lillian (mi querida y plenamente admirada muger sabidora y maestra) es un verdadero reto intelectual, y que ella es justa, con capacidades ilimitadas y un criterio indudablemente de autoridad.
    Sobre la posible condena al posgrado en filología medieval, ojalá se pueda hacer algo, porque en mi humildad vanidosa y mi orgullo en mi reacio linaje, creo que un estudio de un filólogo medieval vale mas que una veintena de tesis de otros siglos.
    Un cordial saludo.

  2. Anónimo

    Dejo comentario de manera anónima, para evitar problemas. Varios pensamos, Mtro. Santiago, que los profesores Ma. José Rodilla, Alejandro Higashi, Alma Mejía y el ejecutor, Alberto Pérez Amador, merecen una severa sanción.

Deja un comentario