Breve guía para fotografiar luciérnagas

DSC09639_03

Este pequeño manual contiene algunas recomendaciones para ayudarte a captar mejores imágenes en el santuario de las luciérnagas en Tlaxcala sin necesidad de una cámara excesivamente costosa. Intentaré explicarlo de la forma más clara posible, pero aún así tiene un nivel de complejidad de intermedio a avanzado, por lo que es recomendable que estés familiarizado con los conceptos básicos de la fotografía. No es necesario equipo excesivamente caro, pero, eso sí, mucha creatividad y paciencia.

Asistir al santuario de las luciérnagas en Tlaxcala es una experiencia inolvidable. Caminar por el bosque en silencio y en completa oscuridad, salvo por la luz de estos pequeños insectos, es lo más parecido a sumergirse en una completa paz. Al mismo tiempo, trabajar con poca luz conlleva grandes dificultades para un fotógrafo. Por eso, aunque he visto a muchas personas llevar cámaras carísimas o teléfonos “inteligentes”, lo más seguro es que sin la técnica adecuada, en la mayoría de estas fotografías no se vea absolutamente nada. La fotografía con poca luz implica algunos preparativos especiales.

Advertencia. Antes que nada debes tomar en cuenta que todo trabajo fotográfico debe realizarse con completo respeto. No vale la pena obtener una buena fotografía si en el proceso se daña a estos animales o a su ecosistema. Así que recuerda: sigue las instrucciones de los guías, no dejes basura, sé responsable y no perturbes a los animales. Y sobre todo NO USES FLASH.

Equipo necesario

  • Cámara con modo manual y enfoque manual (de preferencia). Puedes saber si tu cámara tiene este modo porque en su dial o “rueda” tiene la letra M.
  • Tripié.
  • Disparador a control remoto (opcional).

DSC09633

Los parámetros de la cámara

Tiempo de exposición e ISO. Cuando se trata de fotografiar imágenes de objetos muy tenues, como las luciérnagas, lo más importante es captar la mayor cantidad de luz posible. Para lograrlo hay que saber balancear, principalmente, el ISO y la velodidad. Si no estás familiarizado con estos términos, te recomiendo que leas este artículo sobre ISO, velocidad y apertura. El ISO es la sensibilidad a la luz del sensor de tu cámara. Puede sonar lógico que para captar una luz muy tenue pongas el ISO al máximo ¿no es cierto? En principio sí, pero el problema con esto es el ruido (electrónico) que se traduce en la foto final como horribles manchas. Así que es preferible mantener el ISO lo más bajo posible y, en cambio, aumentar el tiempo de exposición. La fotografía que encabeza este artículo fue tomada con un ISO de 6400, y la de abajo con uno de 12800. La segunda es notoriamente más brillante pero se puede ver el ruido sobre todo en el follaje, que salió borroso y con manchas rojizas.

DSC09637

Por otra parte, aumentar el tiempo de exposición indefinidamente a veces no es posible. En ocasiones porque el grupo tendrá que avanzar, porque se atraviese la gente, porque no faltará el que saque el flash o una luz de enfoque y arruine nuestra toma, o simple y sencillamente porque nuestra cámara no tenga esta función. Así que revisa el manual de tu cámara para conocer bien cuáles son sus capacidades y, con base en eso, planea tus fotos.

La que considero mi mejor fotografía, la que encabeza este artículo, se tomó con los siguientes parámetros. Los dejo aquí porque te pueden servir de referencia:

  • Cámara: Sony NEX F3
  • ISO: 6400
  • Tiempo de exposición: 30 segundos
  • F 3.5

Sin embargo, no existe tal cosa como una combinación ideal o mágica de tiempo de exposición e ISO. Hallar el mejor balance entre estos dos factores es una cuestión de ensayo y error. Lo mejor es sacar varias fotos modificando estos parámetros hasta lograr la que más nos guste.

Tripié. Es fundamental que la cámara esté completamente quieta durante un tiempo de exposición muy largo o, de lo contrario, saldrán puras manchas. Para eso usa un tripié sólido y estable.

Disparar con temporizador o a distancia. En exposiciones largas es fundamental que la cámara esté quieta o de lo contrario la imagen saldrá movida (como ya dije en el punto anterior). A veces, el simple hecho de apretar el disparador de la cámara hace que ésta vibre o se mueva y, por lo tanto, que se arruine la foto. Para evitarlo usa la función de temporizador (esa en la que normalmente disparas y luego corres con la familia para salir en la foto) o, si cuentas con él, un disparador a control remoto.

Enfoque. Olvídate del enfoque automático, así que pasa a manual. En la oscuridad es muy posible que tu cámara no pueda enfocar absolutamente nada. Es más, si lo intentas, es posible que se emita una luz roja que perturbe a las luciérnagas. Así que ¿cómo enfocar sin luz? Una técnica es llegar con antelación al lugar de tu preferencia y enfocar en modo manual con luz de día. Pero en caso de que te guste improvisar, siempre puedes enfocar durante la noche usando como referencia algo “brillante”, como la silueta de los árboles contra el cielo. En todo caso, enfocar es una cuestión de ensayo y error así que puedes ir afinando el enfoque con cada foto.

Otras recomendaciones

Fecha. Aunque no lo parezca, uno de los factores más importantes para lograr una buena toma es la fecha. Las luciérnagas están más activas cuando hay luna nueva (cuando la luna no brilla) porque prefieren que no haya otra luz que les haga competencia. Así que es una buena idea planear la visita en esos días. En algunos calendarios puedes identificar la luna nueva por un círculo negro o, si te gusta la tecnología, puedes descargar una aplicación con los ciclos lunares. También es recomendable ir entre semana porque hay mucha menos gente.

Lugar y composición. Elige un lugar oscuro y con una gran concentración de luciérnagas. Además de lo anterior, y como en toda buena fotografía la composición es importante, te recomiendo elegir una vista digna de ser fotografiada, como un camino, una formación de árboles o de rocas o el borde de una laguna, etc. Después coloca la cámara en el tripié de forma que quede bien firme. Que la cámara no tenga ni el más mínimo temblor es fundamental para lograr una buena foto.

Finalmente, recuerda que las pantallas de las cámaras tienen poca resolución y es imposible ver todos los detalles. Así que si una foto te gustó mucho, no te cases con esos parámetros. Modifica el ISO, la velocidad, la apertura, la composición, etc. para que cuando llegues a casa y con una pantalla más grande, tengas muchas opciones para editar y escoger la mejor.

Espero que estas recomendaciones te sean de utilidad. ¡Que tengas buen viaje y logres excelentes fotos!

DSC09629

Deja un comentario