Archivo de la categoría: Artículos

Her o la conciencia que se diluye

Her Spike Jonze

AVISO DE SPOILERS. Si no han visto la película “Ella” de Spike Jonze se la recomiendo mucho. Y no lean esto hasta que lo hagan.

Es irónico que en el póster de una película titulada Her (ella) no haya otra cosa que el rostro desconcertado y melancólico de Joaquin Phoenix. Pero no se trata de una película travestí, sino de una historia donde ella es un ser tan real como intangible.

Theodore Twombly (Joaquin Phoenix) flota a la deriva después de una separación que no ha logrado superar. Su exmujer lo abandonó por ser incapaz, dice, de expresar sus sentimientos. Pero Theodore se gana la vida justamente por lo contrario. Su trabajo consiste escribir cartas para otros, ellos sí, incapaces de expresar lo que sienten o sentir lo que supuestamente expresan.

Sigue leyendo

El palimpsesto como protesta popular

2014-02-24 Instituto del petróleo se vende b

Bajo la premisa de que “una mentira repetida mil veces es verdad”, los políticos mexicanos derrochan grandes cantidades de dinero para pagar spots en radio y televisión, anuncios espectaculares y carteles en los medios de transporte. Pero no se limitan a la publicidad sino que también compran medios de comunicación, como sucedió con la promoción que televisa hizo a Peña Nieto, un caso que difundió y publicó The gardian, o con el pago que se realizó para que Peña Nieto apareciera en portada de la revista Time.

Una noticia amañada o un spot televisivo buscan convencernos, aparentando veracidad, sin darnos oportunidad de respuesta. A diferencia de un debate, donde se discuten y argumentan ideas, lo que se intenta es que el ciudadano sea un receptor pasivo al que no se le da oportunidad de respuesta.

Es aquí donde entra el palimpsesto. Originalmente, este término se refiere a manuscritos en los que una parte ha sido borrada para escribir algo diferente. Pero, en un sentido amplio, podemos entender al palimpsesto como un mensaje en el que se ha modificado algo con la intención de trastocar el sentido general.

Palimpsestos son los anuncios espectaculares con bigotes pintados, sonrisas chimuelas o parches de pirata. Esta clase de palimpsestos son muy comunes, aunque inocentes. Pero el palimpsesto también puede servir para transmitir mensajes políticos o sociales y es una de las formas más simples en que una forma distinta de pensar se manifiesta.

Sigue leyendo

Humor y horror en Bruegel

Bruegel el Viejo - La loca Meg (Dulle Griet)

¿Qué sentimiento surge al mirar Dulle Griet de Bruegel? Es indudable que muchos elementos remiten al horror: el gran fuego que, aunque está a lo lejos, parece siempre amenazante; el cielo teñido del color de la sangre y la ceniza; las lanzas de los ejércitos que se enfrentan; y ese rostro gigante, que no es otra cosa que la boca del infierno, con los ojos que no pueden cerrarse, pues los párpados son de madera, ante el terror ultraterreno que vislumbran.

Sigue leyendo

La paradoja de Cicerón

Chistes de Cicerón

La risa es un poder vital, una fuerza irrefrenable, una rebeldía. Libros como el Quijote o el Decamerón, llenos de humor hasta morirse de risa, son ejemplos de ello. Esto ha sido bien conocido desde la antigüedad y en un afán de “control, moralidad y orden” se ha intentado poner límites a la risa . Platón, el más amargado de los filósofos, prohibió la risa en su Academia y quería que se expulsara de la ciudad a los comediantes que hicieran burla de los ciudadanos (por cierto hacían burla de él, y mucho). Aristóteles acepta la risa pero de forma moderada y siempre con el propósito moral de criticar los vicios.

Como puede verse, una cosa habían dicho los tratadistas y filósofos, y otra muy diferente habían hecho los poetas. Y es aquí donde surge la paradoja de Cicerón, pues es al mismo tiempo un tratadista y un hábil comediante.

Sigue leyendo

La Virgen de los Remedios en la conquista y la independencia de México

DSC08046_05s

El 30 de junio de 1520 el ejército de Hernán Cortés fue derrotado por el de México- Tenochtitlan. En esa noche del Triunfo (más conocida como la Noche Triste) la virgen de los Remedios se apareció a los conquistadores españoles para consolarlos porque buena soba les habían dado y no faltaron los que hasta fueron sacrificados.

Así, metida en pleitos y consolando a los conquistadores, comenzaron las andanzas de la Virgen de los Remedios en tierras mexicanas. Más tarde, igual que cualquier ser sobrenatural que se precie, la virgen también acababa con sequías y se aparecía a la gente del pueblo.

Sigue leyendo

¿Sex equo y robo de derechos de autor?

El 2012, como parte del Festival de cine Mix México de diversidad sexual, tuve la oportunidad de ver la loca y cachonda película Sex equo, de los directores italianos Werther Germondari and Maria Laura Spagnoli. La película se desarrolla en el Jardín del Edén, donde Adán y Eva corren en perpetua y alegre desnudez hasta que se topan con un templo metálico y oxidado pero divino (suponemos que simboliza el conocimiento del bien y del mal), y comienzan a avergonzarse de sus “vergüenzas”. Después de una desesperante persecución en que una morbosa cámara se empeña en enfocar todos sus rincones de la cintura para abajo, por fin, nuestros protagonistas logran cubrirse con unas hojitas. Ya vestidos llegan a un museo de la perversión y el placer (ojalá hubiera uno por aquí cerca) con vitrinas repletas de frutas prohibidas, y cada fruta tiene una historia

Groviglio umano

Esta es la narración que sirve de marco para que se desarrollen extravagantes y deliciosas historias que van desde la grabación de una película porno en medio del bosque en la que irrumpe un paracaidista cuyo avión ha sido derribado, hasta el que no tiene dinero para comprarse una muñeca inflable y tiene que recurrir a coloridos salvavidas de alberca.

io e bobby

Las ganas de ver y compartir esta película con tras personas de amplio y morboso criterio, como yo, me han hecho buscarla por todos lados: La Cineteca Nacional, Amazon, Gandhi, el Sótano, Mixup, La plaza de la Piratería en el Centro… Pero nada. Por ningún lado da señas de existencia. Finalmente, encontré la página web de la película (no sé cómo no se me ocurrió al principio www.sexequo.com ) y me puse en contacto con los directores. La ingenua pregunta “¿Dónde puedo conseguir su adorable película?” llevaba el trasfondo de “ojalá me puedan mandar gratis una”

Mi emoción se transformó en terror al ver la respuesta de Werther Germondari:

Sigue leyendo

Cuestionamientos sobre el libro electónico

En La Gaceta del Fondo de Cultura Económica de este mes (abril del 2012) se incluye el artículo “Los libros electrónicos no se queman” de Tim Parks, quien, según la propia Gaceta, es profesor de literatura en a Libera Universitá di Lingue e Comunicazione de Milán.

El artículo es, como anuncia la portada (en la esquina inferior derecha) una apología del libro electrónico. Parks se lamenta que varios hombres de letras, profesores y expertos piensen que la alta literatura debería seguir leyéndose en papel y no en libros electrónicos. A qué se debe eso, se pregunta. Parks argumenta con razón que los libros electrónicos son más prácticos: baratos, ligeros y ocupan menos espacio.

Todos estos argumentos son válidos y completamente ciertos. Sin embargo Parks pronto deja a un lado la defensa basada en la “practicidad” del libro electrónico y se ocupa de “la experiencia misma de leer en relación con el texto”. Y aquí es donde Parks no convence. Escribe que “la experiencia literaria no radica en un momento de percepción o en un contacto físico con un objeto material”. Lo anterior podría ser cierto en el mundo de las ideas platónicas pero no en el nuestro. No se lee ni se comprende de la misma forma un texto en voz alta que en silencio; con buen humor o de malas; a las doce del día que a las cuatro de la madrugada; en en Nueva York que en Iztapalapa…

Gaceta FCE Abril 2012

Sigue leyendo

Enseñar a leer y a escribir

Anne-Marie Chartier - Enseñar a leer y a escribir

Con esta entrada inauguro formalmente mi Ex libris y mi proyecto de Arrancar mi historia a los libros.

Hace unos meses no hubiera siquiera contemplado comprar este libro. Su título me hubiera parecido más propio de un maestro de primaria que del profesor-investigador que planeaba ser. Sin embargo, mi vida cambió de un momento a otro y también mis necesidades de lectura. Mis planes para entrar al doctorado se derrumbaron, dejé de recibir la beca del CONACyT y me vi forzado a mendigar, literalmente, un trabajo.

Después de tocar muchas puertas (poco les importa a los empleadores mi maestría o mis publicaciones) logré entrar a dar clases en bachillerato a la UTC. Mi problema ahora era enfrentarme a los alumnos que mil veces me hicieron comentarios como: “su materia no es importante, no se desgaste ni nos haga perder el tiempo, tenemos que estudiar para finanzas”. Pronto, la frustración fue haciendo que en mi mente se fijara una idea “¿Soy tan pésimo maestro que no soy capaz, ya no de inspirar la pasión por la literatura, sino de enseñar las mínimas competencias de comprensión lectora?” Muchas veces descubrí a mis alumnos incapaces de entender instrucciones relativamente complejas por escrito…

Sigue leyendo

Escher ¿Nos engañan nuestros ojos?

Supongamos que asistimos a una representación de teatro. En ella aparecen esfinges, padres de familia, moscas con ocho patas, ratas que hablan, políticos, dragones. No importa lo increíble de la fauna, ni lo disparatada que sea la trama, nosotros como espectadores hemos aceptado esas incongruencias al grado de que nos apasionamos con ellas. Sin esa aceptación, la catarsis aristotélica sería imposible.

Sin embargo, las incongruencias permanecen, en cierta forma, ocultas. El ventrílocuo se esfuerza por que su boca se quede quieta y el titiritero por esconder los hilos. Lo original en Escher es que su obra es un esfuerzo en el sentido opuesto a los anteriores.

Toda imagen se basa en un engaño (igual que el teatro, el titiritero o el ventrílocuo), en el hecho de que se representa un objeto de tres dimensiones en un plano de sólo dos. Lo que en la realidad es una catedral, con campanas que pueden rodearse, con escaleras que suben al cielo, se transforma en un pedazo de tela ingeniosamente trabajado. Aunque se vea exactamente igual (una fotografía, por ejemplo), bastará con darle vuelta a la representación pictórica para que el espectador se de cuenta que esa catedral no tiene fondo; que, a diferencia de la realidad, detrás de la roca no hay otra roca, sino un lienzo de roble soportado por un marco.

El espectador acepta este engaño y deja de verlo. El artista lo esconde. Pero en Escher esto se convierte en el centro de la representación. No se retrata la catedral, sino el mecanismo que permite retratarla. En sus dibujos, un mismo trazo puede representar un muro que se prolonga a la izquierda o a la derecha, un camino que se aleja del espectador o uno que sube. Es cuando uno se da cuenta de que estos dibujos, que parecen normales y coherentes a simple vista, son imposibles en la realidad. Es este el choque que provoca Escher, de algo perfectamente coherente que, sin embargo, es imposible.

La inteligencia de Escher dejó en estas obras un estudio sobre los mecanismos de representación. Su genialidad, en cambio, genera un nosotros una fascinación no exenta de inquietud y nerviosismo ¿Nos engañan nuestros ojos?

Recordando Wikileaks

Hace unos meses una intrépida página de internet, Wikileaks, publicó documentos secretos sobre la violación de los derechos humanos (parece que los pobrecillos soldados gringos se aburrían y les gustaba jugar tiro al blanco con la población civil) en Irak; la presión de USA sobre varios países de América Latina y de Europa para cambiar leyes (por ejemplo las de derechos de autor, como la ley Sinde en España y ACTA en México) entre otras muchas porquerías. El líder de esa página se llama Julian Assange y fue arrestado por haber dicho la verdad. Ahora enfrenta un juicio (por una supuesta violación) con la finalidad de extraditarlo a USA.

Además de toda la porquería de varios gobiernos y empresas, salieron a la luz los puntos débiles de muchos sistemas en los que confiamos ciegamente. Mastercard, Visa y Paypal bloquearon las cuentas de Wikileaks y Assange. También se bloqueó el acceso a la página de Wikileaks (no sé quién se encargó de esto ¿la ICANN?).

Internet ha sido un ícono de la libertad de expresión y el libre tránsito de información en nuestra época. Sin embargo, el caso Wikileaks es un claro ejemplo de que toda esa “libertad” depende de un organismo central, que a su vez es manejado por grupos de poder en USA.

Hoy 13 de julio del 2011 Julian Assange está siendo juzgado. Espero (me sumo a la voz de muchos) que Julian sea liberado. Espero que esto no se olvide. Espero que se reflexione sobre la justicia, la libertad y cómo defenderla en la era digital. Internet es una gran herramienta, no debemos dejar que le pongan cadenas.