La catedral y la barca: un chiste del Marqués de Sade

Este chiste del Marqués de Sade siempre me ha encantado. Aparece en una de sus historias cortas, que aprovecho para recomendar ampliamente. En él, varios hombres de iglesia hablan con la madre superiora:

-¡Es que no hay manera de llenar su inmensa catedral!

-No te quejes del mar sólo porque Dios te dio una barca pequeña.

Finalmente he hecho de Sade un meme:

No te quejes del mar solo por tener una barca pequeña

Deja un comentario