¿Puede el MMS curar el coronavirus? Spoiler: no

Durante la pandemia del COVID-19, Trump ha hecho una serie de declaraciones engañosas, peligrosas o simplemente estúpidas. Llegó a afirmar que esta pandemia se iba a acabar “mágicamente” y después sugirió que el coronavirus se podría tratar con desinfectantes, cloro y el uso de rayos ultravioleta. De hecho, los rayos ultavioleta y los desinfectantes sí matan al virus, pero también provocan graves daños a las células de nuestros cuerpos, así que el remedio es más peligroso que la enfermedad.

Las declaraciones de Trump reavivaron el debate sobre el MMS (miracle mineral solution o Solución mineral milagrosa), una sustancia que supuestamente puede curar el coronavirus, la malaria, el SIDA y casi cualquier otra enfermedad. De hecho varios grupos que defienden el uso del MMS celebraron lo que dijo Trump. Pero, ¿qué es el MMS?, ¿es en realidad una droga milagrosa?

SPOILER ALERT: No, es una estafa.

Qué es el MMS

MMS en venta en Mercado libre México. Fecha de consulta 28 de abril de 2020.

El MMS no es otra cosa que clorito sódico y ácido cítrico, que se vende como “clorito sódico activado”, “clorito sódico acifificado”, “MMS activado” y otros nombres. La fórmula química del primer compuesto es NaClO2, y se parece mucho a la lejía común, cuya fórmula es NaClO. La diferencia radica en que el NaClO2 tiene un oxígeno más, lo que lo hace sumamente oxidante y produce su efecto desinfectante.

Cuando se prepara la mezcla de clorito sódico y ácido cítrico se producen varias sustancias, como el ácido cloroso, el dióxido de cloro y el cloruro sódico. Para quien quiera leer el proceso químico detallado, le recomiendo este artículo. En efecto, tanto el clorito sódico como el dioxido de cloro tienen fuertes capacidades matabichos, matahumanos y mataloquesea:

El clorito sódico modifica irreversiblemente cualquier sustancia que, en los seres vivos, posea átomos de nitrógeno o azufre en su interior. Y estos elementos se encuentran en prácticamente todos los componentes celulares.
La transformación química que provoca es de tal magnitud, que la función original de las proteínas, de los lípidos, o de los ácidos nucléicos, se pierde irremediablemente. Esta situación se da en la totalidad de los microbios, tanto benignos como dañinos, pero, atención, se da también en todas las células del ser humano

https://www.investigacionyciencia.es/blogs/fisica-y-quimica/39/posts/por-qu-el-mms-no-puede-curar-la-covid-19-18519

El clorito de sodio se ha empleado sobre todo como desinfectante y para el tratamiento de aguas, aunque su uso no está muy recomendado porque en pequeñas cantidades puede provocar nauseas y vómitos, y en grandes cantidades genera insuficiencia renal aguda, hemólisis, altera el metabolismo del yodo y es un cancerígeno (sí, es un cancerígeno, aunque paradójicamente se usa para “curar” el cáncer). En este artículo se explican bien sus efectos tóxicos.

Historia del MMS

Pero, ¿cómo demonios una sustancia tóxica llegó a convertirse en una “cura”? Desde el 2000 ha habido varios “profetas” que defienden el uso del MMS y lucran con esta estafa. El primero de ellos fue Jim Humble, un personaje un tanto extravagante:

Humble afirma ser un dios de mil millones de años de edad proveniente de la Galaxia de Andrómeda. Esta declaración debería a poner a cualquier persona pensante en dudas acerca de la veracidad de todas las tonterías que ha publicado en libros y en sus páginas web.
Humble afirma que el MMS cura todas las enfermedades conocidas por la humanidad, incluida la malaria, la diabetes, la influenza, la enfermedad de Crohn, el herpes, la arteriosclerosis, la tuberculosis, la encefalomielitis miálgica, también conocida como síndrome de fatiga crónica, la hepatitis A, B y C, todo tipo de cáncer y por supuesto el SIDA. Cura todo excepto morir de vejez.

https://pseudociencia.miraheze.org/wiki/Jim_Humble

Es más, por si la lista de enfermedades arriba listadas no es suficiente, Jim Humble afirma en su libro que el MMS hace crecer senos de un día para otro. Así que el MMS puede ayudarte a ahorrar hasta en la factura del cirujano plástico:

Esa mañana incluso los senos del tamaño de una lima pequeña habían empezado a desarrollarse. Esa vez sugerí que la hija tomara otra dosis el jueves, cuatro días después. Cuando llamé el jueves ella mencionó que su pecho grande se había transformado en senos de tamaño adecuado

http://www.librosmaravillosos.com/milagrososuplementomineraldelsigloXXI/index.html

Pero Humble no ha sido el único y después de él ha habido otras personas que han promovido el MMS, como Robert ldwin y Sam Little, que administraron este químico a 50 mil personas en África. Y, por supuesto, no lograron curar la malaria, ni el SIDA ni nada.

El MMS ha sido administrado múltiples veces en África

Con la popularización del MMS, también comenzaron a aumentar los informes de personas que experimentaron vómitos severos, diarrea severa, presión arterial baja potencialmente mortal, deshidratación e insuficiencia hepática aguda después de beber estos productos. De acuerdo con los promotores del MMS, los síntomas anteriores se deben a que el cuerpo “está expulsando la enfermedad”, pero en realidad se trata de un envenenamiento. Por lo tanto, a partir del 2010, la FDA ha publicado varios avisos de la peligrosidad del MMS.

Después de que el MMS fue prohibido en varios países, ¿qué hizo Humble? Como ya no podía continuar vendiendo su producto como un medicamento, entonces decidió transformarlo en una religión. Por más extravagante e increíble que esto pueda sonar, Humble fundó la Iglesia Génesis II de salud y sanación donde el MMS se administra como uno de sus sacramentos, es decir, como su agua bendita. En su página web, podrás encontrar sus “documentos sagrados”, que consisten en:

  • Una imagen jpg con su “credo”
  • Varios links con proveedores para que puedas comprar su MMS.
  • Formularios para que compres sus cursos descargables para convertirte en “ministro de la salud”
“Credo” de la Iglesia Génesis II.

El coronavirus y el MMS

Hay muchos estafadores que están aprovechando el miedo que genera la pandemia del coronavirus para promocionar sus productos. Desgraciadamente, la naturaleza humana es así, y tal parece que nos les importa poner en riesgo la salud de sus clientes con tal de ganar algo de dinero. Esta página de la FDA puede considerarse un registro de la infamia porque tiene una lista de productos fraudulentos contra el coronavirus. Algunos de ellos son “inocuos”, pero otros, como el MMS, no sólo no ayudan a la salud, sino que la dañan.

Al día de hoy, 4 de mayo de 2020, muchos de los productos de la lista de arriba ya no se promocionan como curas contra el coronavirus. Pero el MMS sí lo sigue haciendo porque se escuda en que no es un medicamento, sino un producto sagrado. En la página de Humble se puede leer:

¡Ahora han ido demasiado lejos [la FDA ]! Están atacando un sacramento de la iglesia. Esto es algo que es ‘sagrado’ o ‘santo’ para nosotros como Iglesia.

https://iglesiagenesis2.org/noticias-de-ultima-hora-fda-ftc-ataca

Por supuesto, Humble no es el único que afirma que el MMS cura el coronavirus. Durante la pandemia, saltó a la fama Andreas L. Kalcker después de que uno de sus videos se hizo viral en Youtube. Y detás de él han seguido muchos otros estafadores América Latina.

Y aquí volvemos a Trump. El presidente de Estados Unidos se ha caracterizado por hacer declaraciones sin evidenca y mentir descaradamente. Pero ahora, con la pandemia ha quedado claro que esta forma de gobierno es sumamente peligrosa. Después de que Trump dijo que el coronavirus se podía curar con desinfectantes y cloro, hubo muchos intoxicados en Nueva York.

El ser humano emplea la información para tomar decisiones, así que la información falsa, imprecisa o engañosa se puede transformar en graves consecuencias para la vida. Las fake news y los productos milagro son peligrosos porque: 1) crean una falsa sensación de seguridad 2) distraen de las medidas sanitarias que sí son efectivas y 3) pueden provocar daños a la salud. ¿Acaso es necesario legislar para prohibir de manera más eficiente estos productos? ¿Qué se puede hacer cuando la libertad de expresión (como las declaraciones de Trump) se convierte en una amenaza a la democracia y a la salud pública?

Deja una respuesta