Archivo de la etiqueta: Poema

Calaveras literarias: una celebración popular de la vida y la muerte en México

Las calaveritas literarias son poemas que se escriben con el motivo del Día de muertos en México y son una tradición muy viva, donde participan desde niños pequeños hasta escritores y artistas afamados. Pero, ¿cuál es el origen de estos textos que celebran la vida y la muerte y que son macabros y festivos a la vez?

El día de muertos en México

Para entender mejor las calaveritas, es necesario comenzar por su contexto: el Día de muertos. Igual que otros rasgos de la cultura mexicana, esta celebración es el resultado de un sincretismo cultural, es decir, la unión entre la cultura europea y la mesoamericana que se dio a partir de la conquista (Rios de la Torre, 2002, p. 12; Báez-Jorge, 1994).

Sigue leyendo

Estás desnuda leyendo junto a mí

Estás desnuda leyendo junto a mí
Tienes polvo en la planta de los pies
De caminar sin zapatos por la habitación
Estás bocabajo con una almohada bajo el pecho
Y tienes el ceño fruncido
De los antiguos filósofos
Y los tejedores de palabras
Siempre imagino tu vida
Qué hacen tus pies cuando no los beso?
Tus dedos cuando no caminan sobre mí?
Tus piernas cuando no son mar y cascada?
Y ahora estás aquí
Escribiendo un ensayo
Leyendo desnuda
Con polvo en la planta de los pies

José Emilio Pacheco – Las moscas*

2012-02-06 IMG_2300

José Emilio Pacheco, “Las moscas”, en Álbum de zoología, ilustraciones Francisco Toledo, México: Era, 1998, pp. 50-51.

Para una interpretación de su poesía visita José Emilio Pacheco, el cangrejo

LAS MOSCAS

Mientras yo sobre ti, tú sobre mí,
los dos a lado,
dos alados insectos se persiguen.

Obscenamente sobrevuelan el lecho,
miran zumbonas o tal vez excitadas.

Para él sin duda no eres la más hermosa y deseable.
(Tal un lirio entre las espinas
es su mosca entre muladares
Los contornos de su trompa son como joyas,
como púrpura real sus vellosidades.)

¿Despreciarán
sus ojitos poliédricos nuestros cuerpos,
nuestras torpes maniobras,
nuestros brazos que no son alas?

Y juntas se levantan como la aurora,
grandiosas como ejércitos en batalla.

Han puesto de cabeza el rastrero infierno
y se adueñan al fin de su cielo raso.

Bocabajo, ya inaudibles, jadeantes,
colgadas de las patas sobre el abismo,
hacen lo suyo sin pensar en la muerte.

 

*Con disculpas a Salomón, Cantares 2:2, 7:1 y 6:10

Imagen: Ana Karen Adhara.